A la hora de diseñar el espacio que nos servirá de ropero, nos planteamos qué es mejor: ¿Colocar un armario o un vestidor? La diferencia fundamental estriba en que los vestidores son una zona amueblada con diferentes elementos para colocar la ropa, en un espacio abierto que, dependiendo de lo grande que sea, puede tener una puerta de entrada o ninguna, esto dependerá del diseño de tu casa.

El vestidor lo podemos acomodar dentro de la propia habitación habilitando un espacio en uno de los laterales.

Si disponemos de habitaciones de sobra en nuestra casa, podemos elegir una habitación contigua al dormitorio y preparar el espacio como vestidor. Los armarios, por el contrario, son estructuras separadas, normalmente de madera o aglomerado y que están cerrados mediante puertas. Podemos colocar un armario grande dentro de la habitación, si es posible, o más de uno de menor tamaño, lo que mejor se adapte al espacio y a tus necesidades.

No podemos decir si una opción es mejor que la otra, depende del espacio disponible y de lo que más te guste o te convenga, si te gusta tener tu ropa en un espacio cerrado, para no preocuparte por el orden y, además, dispones de poco espacio la mejor opción es un armario. Si, por el contrario, dispones de mucho espacio en casa y te gusta tener todo en orden y a la vista, lo mejor es que te decidas por un vestidor abierto.

Si necesitas trabajos de madera personalizados, no lo dudes, en Carpintería Tosan encontrarás los mejores profesionales para tus muebles de madera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.