La Madera es un material natural, fibroso y de dureza relativa, de acuerdo a la especie de árbol a la que corresponde.

Si no está bien tratada la carpintería exterior de este material, puede sufrir los efectos de la humedad ya que el agua penetra en su fibra y la deforma por dilatación, la pieza de madera se vuelve más pesada y si no se seca, entra en estado de putrefacción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.